Policías que trabajaron en Quilmes se sacaron fotos polémicas y activaron el protocolo de coronavirus

0
246

Una delegación policial de Mar del Plata que trabajó en Quilmes generó controversia tras darse a conocer una foto del grupo abrazados y sin distanciamiento. Se activó el protocolo por coronavirus y les realizarán un hisopado en la semana.

Un grupo de 15 efectivos del Departamento Policial de Mar del Plata, que regresaban en micro de cumplir tareas en la localidad bonaerense de Quilmes, activó este fin de semana el protocolo de seguridad y sanidad del retén ubicado en el acceso a la ciudad por ruta 2.

El colectivo fue detenido en el control para luego ser escoltado hasta los domicilios de cada uno de los agentes, quienes no solo deberán cumplir con el aislamiento preventivo, social y obligatorio de 14 días, sino que también serán hisopados este jueves para descartar posibles contagios.

Según trascendió, la delegación del Área de Automotores de la fuerza, había viajado a Quilmes para realizar un operativo vinculado a la inspección de patrulleros en el distrito, el cual en el día de hoy supera los 4 mil casos confirmados de coronavirus.

Sin embargo, la polémica se desató cuando se conoció una foto en la que estarían los efectivos abrazados, sonrientes y sin respetar el distanciamiento preventivo. No sólo eso, sino que algunos de los policías no tenían puesto el barbijo, por lo que generó descontento en las autoridades superiores.

Es por eso que debido al riesgo que un comportamiento de esas características podría generar en la situación epidemiológica de la ciudad de Mar Del Plata, los agentes del control de ruta 2 recibieron órdenes precisas, las cuales indicaban que se debía activar el protocolo de COVID-19 como se hace con cualquier ciudadano que pretende entrar a la ciudad.

En este contexto, todos sus pasajeros debieron firmar una declaración jurada donde asentaron domicilio y el compromiso de cumplir una cuarentena de 14 días. Además, se dispuso que este jueves todos los trabajadores sean hisopados a los efectos de descartar cualquier tipo de contagio antes de volver a sus funciones.

A su vez, desde la Jefatura de Policía provincial advirtieron que un incumplimiento del confinamiento podría derivar en una investigación y hasta la desafectación de la fuerza.

Comparte esta noticia: