Preocupan los vecinos desaparecidos en Quilmes

0
789

Al menos tres quilmeños desaparecieron en los últimos días, sumado a uno que no aparece desde hace varios meses y otro que fue encontrado a salvo en las últimas horas.

Comenzando por Salvador Altamura, el abogado quilmeño de 48 años que fue visto por última vez el 13 de julio por las cámaras de seguridad de su edificio en la calle 25 de Mayo al 200, en el centro de Quilmes.

Por ese caso, Darío Rubén Dening fue detenido el pasado 26 de agosto cuando intentaba entrar en bicicleta a la provincia de Entre Ríos por el puesto caminero Brazo Largo, con 386.000 pesos y 1.500 dólares en su poder, con los que intentó sobornar a los efectivos para que lo dejaran libre. Será trasladado a una unidad del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires con prisión preventiva, aunque aún Salvador no ha sido encontrado.

Ramón Vicente Galeano

Tiene 45 años y nada se sabe de él desde el 24 de diciembre. Familiares realizaron la denuncia, y comenzaron con la búsqueda y difusión por redes sociales, donde señalaron que fue visto por última vez en la zona de los pescadores de la Ribera de Quilmes, y vestiría una chomba bordó y jean claro.

“Si alguien lo ve o sabe algo por favor no se calle. Es muy importante para la familia. Lo estamos buscando desde el 24 de diciembre y hasta el día de hoy no tenemos noticia de su paradero”, suplicaron desde su entorno.

Esteban Luis Enciso

Continuando por el joven de 20 años de Villa La Florida que salió de su casa de la Calle 848 y 887 el lunes 4 de enero y desde entonces es intensamente buscado por la familia, quien radicó la denuncia por búsqueda de paradero en la comisaría cuarta. En la causa interviene la UFIyJ nº4 del Departamento Judicial de Quilmes.

Luis tiene contextura física delgada, 1.80 mts. de estatura, tez blanca, cabello castaño oscuro corto, no posee tatuajes ni señas particulares. Al ausentarse vestía bermuda azul, zapatillas FILA azul y musculosa de básquet de River.

Ricardo Alberto Soraires

Tiene 33 años, es de La Ribera de Quilmes y desapareció el pasado jueves de su casa del barrio del Hotel Owen. Es comunitario en el comedor Luz Milagros de La Ribera. Su esposa e hijos lo buscan intensamente.

Finalmente, Lucas, de 12 años, también es de la Ribera de Quilmes y el pasado viernes por la tarde había salido de su casa y no regresó durante el fin de semana. La denuncia fue radicada en la Comisaría Primera de Quilmes. Sin embargo, en las últimas horas se conoció el dato desde su entorno a través de las redes sociales, que el joven ya estaba en su casa a salvo.

Según confirmó su entorno, Lucas ya apreció.

A estos casos se le suma el macabro hallazgo de un cuerpo calcinado en La Ribera de Quilmes, el cual la justicia y los investigadores no descartan que se trate de alguno de los desaparecidos anteriormente mencionados, excepto el de Salvador Altamura, ya que la estatura no coincidía con él.

Todo ocurrió en la tarde del jueves 7 de enero, en el cruce de Yoldi y Echeverría en una zona de pajonales en la ribera, los bomberos voluntarios locales fueron alertados de un incendio por radio.

Así, ingresaron al lugar y fueron por las llamas. En medio de su labor, uno de ellos sintió algo bajo su bota. Así, llamaron a la policía, con efectivos de la Comisaría 1° de la jurisdicción que llegaron al lugar: en medio de los pastos altos había un cadáver calcinado, un esqueleto ennegrecido. Las llamas llegaron directamente hasta los huesos, con unos fragmentos de ropa todavía a su alrededor.

La UFI N°4 de la zona con la fiscal Karina Gallo está a cargo de la investigación del caso, calificado como averiguación de causales de muerte.

Comparte esta noticia: