Quilmeño grabó una película en su casa y ya ganó 2 premios internacionales

0
201

El superhéroe creado por el cineasta quilmeño David «León» Sofía -más precisamente, la película Nemm: Súper Tuber– obtuvo una mención honorífica en los International Independent Film Awards (premos al cine internacional independiente), en California.

En julio, en su debut en un festival internacional, se había llevado el premio a mejor largometraje latinoamericano del 14° Festival Internacional de Cine del Mar, en Punta del Este. En 53 años viviendo en Quilmes, la idea fue tomando forma. Ante las injusticias de todos los días, surgió como una catarsis. Así fue naciendo Nemm: Súper Tuber.

Hecha totalmente a pulmón, pandemia mediante y con las dificultades habituales de una producción local, Nemm vio la luz después de cuatro largos años de desarrollo. «Es hiper independiente, a tal punto que hubo momentos en los que yo ponía las cámaras, las luces, actuaba en mi casa. En todo el tiempo de producción tuve que cuidarme de no engordar, mantener igual el corte de pelo. Por suerte mi familia no me abandonó, que era una posibilidad», cuenta entre risas el director, por momentos devenido en hombre-orquesta versión audiovisual.

Aunque para las películas independientes cuesta y mucho soñar con un estreno comercial, el paso por los festivales también se vio complicado por la pandemia, pero ya está dando frutos. Del logro en Punta del Este, Sofía recuerda: «El hecho de entrar ya es como ganar, hay películas estadounidenses, francesas, israelíes. Cuando mi mujer me dijo que me fijara los resultados me llevé la sorpresa de haber ganado esa categoría».

En total, Sofía cubrió unos 29 roles dentro de la película y podría haber entrado al Libro Guinness, confiesa, de no ser por un detalle inalcanzable que ponen desde la entidad de registro de récords mundiales. Es que le pedían que, para desbancar a Jackie Chan (con 15 créditos en la película «Zodíaco Chino» de 2012), su film debía estrenarse en 640 salas, una situación directamente impensable para un largometraje por fuera de los tanques hollywoodenses.

SEGUÍ LEYENDO:  Regalarán $5000 a jóvenes para gastar en recitales, cine o teatros

«Con mi película anterior, Sin Señal, hicimos el estreno comercial en el Cine Gaumont en 2014 y ya ahí era complicado. Ya antes de la pandemia era muy difícil», relata en una situación que se repite como palo en la rueda en toda producción independiente. Y ejemplifica: «Acá en el centro de Quilmes tengo cerca el shopping, que tiene ocho salas en donde todas dan ‘Rápido y Furioso’ o la que esté en ese momento. Los espacios se restringen un montón. Por eso estoy fascinado con los grandes canales de streaming, creo que ese va a ser el camino. Ni siquiera pienso en las salas», admite Sofía.

A pesar de considerarse un melancólico que entiende que «la experiencia del cine no se compara», sabe que los nuevos servicios on demand también abren puertas a producciones que ya no tenían lugar en el circuito de salas. Con Nemm, además, se permite soñar en grande. «Pretendo que no sea sólo una película, sino una marca de superhéroe, pensar en una serie. También estamos pensando en hacer algunas cositas como soporte para la película mientras esté en festivales, como mini capítulos para las redes»

Pero, ¿por qué un superhéroe? Para el realizador, hay un poco de gusto previo por el subgénero, de lugar vacante para un personaje de ese tipo en Argentina, y también la posibilidad de, a partir de él, decir mucho más. «Mi técnica al escribir un guión es tener una premisa, pensar de qué voy a hablar y después armar las situaciones que funcionen como vectores, que llevan a esa premisa. La de esta película es cuando en la vida aparece un sentido. Puede ser un momento, o varios, donde una circunstancia, ya sea una persona, una enfermedad, un trabajo, hacen que vos encuentres el sentido de tu existencia. Aquí es a través de un superhéroe», explica.

SEGUÍ LEYENDO:  Regalarán $5000 a jóvenes para gastar en recitales, cine o teatros

Cuando comenzó la pandemia, el 90% de la película ya estaba filmada, lo cual supuso un alivio, pero también el desafío de completarla y post producirla en cuarentena. «En mis películas anteriores lo normal era, al momento de poner la música, sobre todo la banda sonora, ir al estudio y hacer un trabajo de ida y vuelta con el músico. Acá tuve que llevar un pendrive con alguna información que no podía mandar por mail, en auto, casi clandestinamente en el momento más complicado de las restricciones», recuerda. 

El surgimiento de la idea mucho tuvo que ver con el contexto en que vive y se mueve su creador. «Al ver tantas injusticias, Nemm es una catarsis, sublimar algo que veo. Saco a pasear a mi perro y veo chicos revolviendo la basura. Nemm es un personaje que podría estar instalado en los suburbios de Buenos Aires o en los de Queens, Los Ángeles, Barcelona. Es un personaje de suburbio, una identidad que hoy con toda la conectividad que hay se puede ver en distintos lugares. Ya acá en Latinoamérica es casi realismo mágico», resalta. Y frente a todo superhéroe, los villanos: «Nemm se ocupa del violador que tiene una condena y no la cumple o del narco arreglado con el poderoso. Y cada situación que enfrenta la filma, es una especie de Youtuber«.

SEGUÍ LEYENDO:  Regalarán $5000 a jóvenes para gastar en recitales, cine o teatros

Fuente: Malena Baños Pozzati (Clarín Zonales)

Comparte esta noticia: