Quilmes Oeste: No tenía seguro, eludió un control y ocasionó un desastre

0
213

El conductor de un Fiat 147 fue protagonista de una intensa persecución de más de 2 kilómetros por las calles de Quilmes Oeste, luego de que evadiera un control de tránsito y que terminó cuando impactó violentamente contra otro auto y un poste de luminaria. Lo insólito de la situación fue que huyó por no tener el seguro al día.

Todo comenzó alrededor de las 18.40 de este miércoles, cuando personal de la Comisaría Tercera y de la Policía Local realizaba un operativo de control vehicular junto a agentes de Tránsito de la Municipalidad de Quilmes en el cruce de la avenida República del Líbano y Juan B. Justo. Mientras solicitaban a los automovilistas reducir la velocidad, un Fiat 147 aceleró intempestivamente pasando sobre los conos de seguridad y por poco atropellando a algunos de los uniformados.

Ante la presunción de que el auto pudiera estar tripulado por delincuentes en fuga, las fuerzas de seguridad se lanzaron en su persecución a toda velocidad. El fugitivo condujo en forma temeraria por más de dos kilómetros por calles internas, cruzando esquinas y semáforos en rojo mientras era seguido de cerca por los patrulleros.

SEGUÍ LEYENDO:  Choque entre auto y moto: Un herido

La fuga terminó en el cruce de las calles Tucumán y Estanislao del Campo, donde el 147 colisionó contra un Renault Sandero, perdió el control e impactó contra un poste de luminaria pública, arrancándolo de cuajo. La escena no terminó en tragedia de milagro, pero a su paso el conductor del Fiat ocasionó un verdadero desastre.

Tras verificar que los ocupantes del Sandero se encontraban fuera de peligro, los efectivos rodearon al vehículo sospechoso y ordenaron que descendieran los tripulantes. En el rodado sólo se encontraba el conductor, un hombre de 32 años domiciliado en Wilde, quien fue rápidamente reducido y esposado.

Ni en su poder ni en el interior del coche encontraron elementos de peligrosidad. Asimismo, fuentes policiales indicaron que el imprudente sujeto tampoco tenía impedimentos legales como pedidos de captura. Al parecer, la causa por la cual intentó evadir el control, casi embistiendo a agentes, y condujo a toda velocidad con la suerte de no atropellar a ningún peatón, fue sólo por no contar con el seguro del auto.

SEGUÍ LEYENDO:  Le pegaron un tiro en el pecho a un pizzero para robarle en Quilmes

Médicos del SAME asistieron a los dos ocupantes del Renault y al del Fiat, todos los cuales resultaron con golpes leves. Luego trasladaron al detenido al asiento de la Seccional Tercera, donde quedó a disposición de la Justicia imputado por “desobediencia y resistencia a la autoridad” por haber escapado, y por “lesiones y daños” por los choques provocados.

Comparte esta noticia: