Por Federico Ramondi

Tres adolescentes y un niño aprehendidos tras un extenso raid delictivo


Una banda de delincuentes asaltó a punta de arma de fuego a un automovilista en Quilmes Oeste y huyó en su Citroën C3, con el que habrían cometido al menos otros tres robos. Efectivos policiales dieron con los sospechosos, todos menores de edad, y los aprehendieron tras una persecución en la que chocaron el rodado.

El propietario del vehículo fue sorprendido por los malvivientes que le apuntaron con un revólver en el barrio de La Cañada, durante la madrugada de este miércoles. Tras la fuga de los ladrones, la víctima radicó la denuncia rápidamente en la Comisaría Quinta. De inmediato se alertó a todas las patrullas de la jurisdicción sobre un C3 obscuro robado con una rueda pinchada y comenzaron los rastrillajes.

Un alerta al 911 dio aviso sobre la presencia del auto denunciado con cuatro tripulantes en su interior en el cruce de Av. Caseros y Bouchard, en cercanías de la villa El Matadero de Bernal Este. Las pesquisas se trasladaron a dicha zona y dieron con el rodado en Lebensohn y Ascasubi.

SEGUÍ LEYENDO:  Vuelven los Fogones de Bernal

El conductor aceleró en un intento por escapar, cruzó las vías hacia el Oeste y finalmente perdió el control del Citroën al impactar la rueda contra el cordón de la vereda en Av. San Martín y Vieytes, destrozando el tren delantero y chocando contra el frente de un local. Los cuatro ocupantes descendieron para continuar la huida a la carrera, pero dos de ellos -un chico de 16 años y una chica de 17- fueron atrapados casi en el acto. Los móviles continuaron la búsqueda de los dos fugitivos y los encontraron escondidos detrás de árboles en la plaza situada sobre Otamendi Bis y Vieytes.

Sorprendió la corta edad de uno de los acusados, de tan sólo 12 años, quien estaba acompañado de otro adolescente de 16, del cual se informó que tenía en su poder un revólver calibre 32 largo cargado con dos municiones y apto para el disparo.
Además, los uniformados incautaron tres teléfonos celulares sustraídos momentos antes en distintos puntos de Quilmes y que previo al robo del Citroën habían abandonado en la zona otro vehículo producto de un ilícito, por lo que se estima que la gavilla habría protagonizado un verdadero raid delictivo.

SEGUÍ LEYENDO:  Bernal: Desarticulan organización criminal que cometió estafas millonarias

Los cuatro aprehendidos fueron trasladados a la Comisaría Octava de Bernal y se inició una causa por “robo calificado por el uso de arma de fuego” que recayó en la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N° 2 a cargo del fiscal Walter Bruno.

Comparte esta noticia: