No se han encontrado widgets en la barra lateral
Whatsapp
Telegram

Tras semanas de investigaciones, efectivos de la Comisaría Quinta de Quilmes Oeste detuvieron a dos sujetos acusados de participar en un salvaje robo en un domicilio del barrio de La Cañada. Por el hecho ya había sido detenido un tercer sospechoso, por lo que se considera que la banda quedó completamente desarticulada.

Todo comenzó el pasado lunes 9 de enero, cuando tres malvivientes ingresaron a una vivienda forzando la puerta trasera y sorprendiendo a la víctima mientras dormía. Los delincuentes la maniataron y golpearon brutalmente en el rostro mientras le exigían que entregara dinero y joyas, para finalmente darse a la fuga con el botín.

Los detectives al mando de la subcomisario Mariana Escarlón lograron establecer las identidades de los sospechosos y, tras la obtención de material probatorio, la Fiscalía N° 6 otorgó las órdenes de allanamiento y detención. Los procedimientos se desarrollaron en las últimas horas con apoyo de los gabinetes de siete comisarías de Quilmes, Berazategui, Florencio Varela y Lanús, además del Grupo GAD y la Policía Local.

SEGUÍ LEYENDO:  Los desesperados gritos de una jubilada víctima de una entradera

Los acusados, de 21 y 22 años, fueron puestos bajo arresto y se les secuestró una motocicleta y teléfonos celulares. Asimismo, fuentes de la causa informaron que el tercer presunto integrante de la banda delictiva había caído detenido el pasado viernes 13 de enero, acusado de participar en un robo automotor.

De este modo, los tres ahora enfrentan una imputación por “robo agravado en poblado y en banda”. Las autoridades aseguran que con las últimas aprehensiones quedó desbaratada la banda que se dedicaría a cometer entraderas en diversos barrios quilmeños y profundizan las investigaciones a fin de determinar si tienen relación con otros crímenes.

Comparte esta noticia: