Por Federico Ramondi

Un detenido por el robo al protagonista del “abrazo del alma” del Mundial ‘78

Un hombre de 45 años fue detenido este jueves en San Francisco Solano, acusado de ser uno de los ladrones que el domingo pasado asaltaron en esa misma localidad a Víctor Dell’Aquilla, el hombre sin brazos que hace 44 años fue protagonista de la histórica foto titulada “El abrazo del alma”, del momento en el que el seleccionado argentino de fútbol se consagró campeón en el Mundial 78.

El imputado, de 45 años, fue arrestado en un allanamiento realizado por efectivos de la Comisaría Cuarta de Quilmes, al mando del comisario Cristian Noguera, tras una investigación dirigida por la fiscal Ximena Santoro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°7 de ese departamento judicial. 

El procedimiento fue llevado a cabo en una vivienda ubicada en la calle 892 y 816 bis, donde secuestraron dinero en efectivo y prendas de vestir, como también elementos de interés para la causa. El sindicado quedó imputado bajo el cargo de “robo agravado por el empleo de arma de fuego”, en tanto que aún resta localizar y detener a otros dos sospechosos.

SEGUÍ LEYENDO:  Seis jóvenes se metieron a robar cables en un frigorífico de Solano

Cabe recordar que el hecho ocurrió el último domingo pasadas las 11 en una casa de la calle 848 de San Francisco Solano, donde vive Dell’Aquilla, de 66 años, el hombre que a los 12 años perdió los brazos en un accidente y el 25 de junio de 1978 quedó retratado en una foto de la revista El Gráfico bautizada “El abrazo del alma”, cuando se acercó a Alberto César Tarantini y Ubaldo Matildo Fillol , festejando el campeonato del mundo en la cancha de River.

Según trascendió, ese día tres delincuentes armados ingresaron por los fondos de su casa, donde el hombre estaba junto a su esposa, no vidente. Redujeron al matrimonio y comenzaron a revolver todos los ambientes en búsqueda de dinero y objetos de valor. En un descuido, la mujer de Dell’Aquilla logró escapar corriendo a la calle a pedir auxilio y los delincuentes emprendieron la fuga, momento en el que se cruzaron con el hijo del matrimonio, que justo llegaba a la casa para almorzar un asado con sus padres.

SEGUÍ LEYENDO:  Armados asaltaron a una mujer frente a niños: los pequeños salieron corriendo del susto

Con 100 euros, unos 3000 pesos y tres armas que había en la casa, los ladrones huyeron en un auto blanco y fueron perseguidos varias cuadras por el hijo de las víctimas, quien decidió culminar la persecución cuando desde el vehículo le efectuaron un disparo, sin dar en el blanco. El auto de los delincuentes fue hallado más tarde abandonado, con algunos daños y en su interior se hallaron guantes, sogas, precintos y herramientas y hasta clavos “miguelitos”.

Fuente: La Nación

Comparte esta noticia: