Por Federico Ramondi

Vecinos apedrearon patrulleros que perseguían a posibles motochorros en la Ribera

Un móvil policial terminó con severos daños en la carrocería producto del violento ataque de un grupo de vecinos que los echó a piedrazos del barrio de la Ribera de Quilmes cuando perseguían a presuntos delincuentes en moto. Afortunadamente ninguno de los oficiales resultó herido, mientras que los sospechosos escaparon.

Todo comenzó cuando un móvil del Comando de Patrullas detectó a dos sujetos en moto circulando por el cruce de las avenidas Mitre y Brandsen, uno de los cuales se encontraría armado. Preventivamente dieron la voz de alto para identificarlos, pero el conductor del rodado aceleró escapando del lugar.

No obstante, los oficiales dieron el alerta radial informando las descripciones de los fugitivos. Fue así que momentos después personal de la Motorizada avistó nuevamente al rodado sospechoso y comenzó una persecución hasta la calle Mascagni entre Guido y Ortíz de Ocampo, donde los sujetos abandonaron la moto para ingresar a ocultarse en una vivienda.

Mientras los uniformados intentaban realizar un operativo cerrojo e ingresar a la propiedad tras ellos, un grupo de lugareños comenzó a agredirlos. La violencia fue tal que tanto mujeres como adolescentes tomaron cascotes de gran porte y los lanzaron directamente contra el patrullero. Los agentes debieron pedir refuerzos y hubo disparos de posta de goma para dispersar a la muchedumbre.

SEGUÍ LEYENDO:  Masacre de Quilmes: mandan a una cárcel común a uno de los policías condenados

Finalmente, los presuntos delincuentes lograron escapar, gracias a la aguerrida defensa de los vecinos de la zona. En tanto, el móvil policial acabó con el parabrisas destrozado y numerosas abolladuras en la carrocería. Por los violentos disturbios, la Fiscalía N° 6 inició una causa por “averiguación de ilícito y daños”, por lo que se espera que en los próximos días la Comisaría Primera de Quilmes detenga a los agresores.

Comparte esta noticia: