No se han encontrado widgets en la barra lateral

Apenas 24 horas después de que se conociera un nuevo caso de femicidio en la localidad de San Francisco Solano, un nuevo caso de violencia de género despertó la bronca de los vecinos, esta vez en Bernal Este. La víctima, de 22 años, fue salvajemente golpeada por su pareja, quien se resistió al arresto y le dió un ladrillazo en la cabeza a un efectivo.

Los hechos se dieron en el barrio de Villa Alcira y en plena vía pública, más precisamente en la calle Lago Lácar. Efectivos del Comando de Patrullas de Quilmes llegaron hasta allí tras recibir un alerta al 911 por una situación de «violencia familiar». El sujeto, de 28 años, había tomado a golpes a su novia y se encontraba sumamente agresivo, según indicaron los testigos a las fuerzas de seguridad.

Tras la paliza, que dejó a la joven víctima con hematomas aunque en estado consciente, el atacante se dio a la fuga. Personal del gabinete operativo de la Comisaría Octava de Bernal se acoplaron al rastrillaje realizado por la zona para atraparlo, encontrándolo en el cruce de Av. Caseros y Constitución.

SEGUÍ LEYENDO:  Sorprenden a motochorros en pleno asalto y detienen a uno tras persecución

Al intentar identificarlo, el sindicado tomó un ladrillo y golpeó en la cabeza a un sargento de la Bonaerense, provocándole un profundo corte con excesivo sangrado. Sin embargo, con apoyo de otros oficiales pudo ser reducido y esposado.

Una vez trasladado a la Seccional quedó a disposición de la UFIJ N° 11 imputado por «lesiones en el marco de violencia de género», en tanto que la Fiscalía N° 3 intervino en una causa paralela por «lesiones agravadas por ser la víctima personal policial en acto de servicio».

Comparte esta noticia: