Por Facundo Muñoz

Voluntarios de «Jesús en las calles» reparan sillas de ruedas abandonadas y las regalan a quienes lo necesitan

El grupo de voluntarios trabaja en ocho puntos del distrito y reparan sillas de ruedas para entregárselas gratis a las personas que no puedan acceder a comprarla por diferentes motivos. Además se encargan de brindar asistencia alimenticia y espiritual a comedores y barrios vulnerables de Quilmes.

“Jesús en las calles” está formado por un grupo de voluntarios que realizan asistencia a niños, jóvenes y ancianos. Con el respaldo de la iglesia Ríos de Vida, brindan ayuda no sólo alimenticia sino también espiritual para su desarrollo social y físico: escuchando, enseñando y ayudando.

Desde hace bastante tiempo, se encuentran recibiendo donaciones de todo tipo, pero las más especiales son las sillas de ruedas dañadas que, con mucho entusiasmo y trabajo, reparan para entregarla a gente de bajos recursos, o que no tienen obra social, y las necesiten verdaderamente.

«Nuestro espacio cuenta con varias áreas y actividades como: meriendas, roperito comunitario, comedor, entrega de mercadería y viandas en diferentes puntos de Quilmes (como Los álamos, La Ribera, El monte, Villa Luján, Barrio Papelero, Bosques, Estación Quilmes y Hospital), panadería (se realizan facturas, panes y pizzas) tanto para donación como para venta; tenemos una Escuelita Bíblica donde se contiene a los niños de diferentes problemáticas sociales (familias numerosas, situación de calle, etc), señaló a InfoQuilmes, Gustavo Cáceres, Director de la Fundación Jesús en las Calles.

Además, contó que cuando es posible, junto con los niños, realizan paseos: cine, teatro, campeonato de futbol, sección peluquería, revisación médica y cronograma de vacunación a cargo de un profesional. Por otra parte, otro grupo de voluntarios realiza un trabajo de mantenimiento en la Guardia de Pediatría del Hospital de Quilmes.

«En cada una de las actividades siempre damos lugar al mensaje de Dios a través de una palabra de aliento, oración y escuchando las necesidades de cada persona que ayudamos. Apoyarlos a crecer y avanzar es nuestro mayor motor», concluyó Cáceres.

Para contactarse con la fundación y entregar donaciones, para colaborar con el mantenimiento de las sillas, hacerlo al 11 3593 0118

Comparte esta noticia: